losmasvendidos

Discos
LOS MAS VENDIDOS

Alcohol Etílico, de Alcohol Etílico (EMI).

Dirty Dancing,
banda original de sonido, intérpretes varios (RCA).

Always in my Mind,
intérpretes varios (RCA).

Patada-INXS,
IDEM. (Polygram).

Siempre que necesites a alguien,
de Rick Astley (RCA).
Atrasando el reloj, de Johnny Hates Jazz (RCA).

Sesiones de la sinfónica,
de David Foster (WEA).

...Nada como el sol,
de Sting (versiones en castellano y portugués POLIGRAM).

Los Pericos, de Los Pericos (EMI).

Tiffany, de Tiffany (WEA).

LOS RECOMENDADOS

Esta vez recomienda para la muchachada ávida por conocer sonidos posta/posta, nada menos que un ex batero menduco, Sergio “Frog” Simone, vendedor, músico egocéntrico y predicador bíblico de Casa Galli. Nos dice este sapo cancionero sobre los discos de su preferencia:
“Aguamarina”, de Danny Gottlieb (WEA): no solamente es un buen instrumentista sino que Glottlieb en esta, su primera placa (excelente grabación digital), muestra sus dotes de compositor y arreglador. Acompañado por una banda de virtuosos, como Joe Satriani, Mark Egan, Bill Evans (el saxofonista), entre otros, el ex baterista de Pat Metheny seduce con una música muy emotiva, a la cual la gente no está acostumbrada a escuchar en este tipo de grupos. De primera la producción y la mezcla del reconosidísimo Doug Hall. Especial para los buenos baterístas ya para los que quieran acercarse al jazz fusión. Y Gottlieb es un buen motivo.
Introduciendo la línea dura de acuerdo a Terence D´Arby, de T. T. D´Arby: Qué más se puede decir de este negro sucesor de James Brown y Prince? Es bueno, buenísimo; cada vez me gustan más los negros. Y, sino, habría que preguntarles  a toda la camada de músicos ingleses nuevos, caso de Rick Astley, Johnny Hates Jazz: de qué fuente toman lo suyo? Seguro que me contestarían: “De Ottis Reding, All Green”... al igual que de T. T. D´Arby. Este “controvertido” negrito me deleita con sus bases súper duras y rítmicas, bajos aplastantes y su voz cargadísima. El hit de este álbum es Baila hermanita (muy funky), pero no pierde nivel el resto de la placa. También destacan Si todos llegan al cielo  y bueno, ¡todos, che! La edición (cosa de no creer) nacional es de muy buen nivel porque respeta la original y viene con letras.
Háganle caso al Sapo y tírense a la laguna a chapotear en esta musicana piola.